Skip to main content
European Commission logo
Speech Repository

El coche eléctrico

public

Comisión Europea

Bruselas

Description

El coche eléctrico terminará por sustituir al de gasolina, aunque para ello quede aún un buen trecho por recorrer ...

Transcript

Hoy voy a hablarles sobre el coche eléctrico. La escasez de recursos energéticos es un tema del que se habla continuamente en los debates políticos y en los medios de comunicación. Y, como todos sabemos, el petróleo es una fuente de energía que se está agotando. Cada vez resulta más difícil y más costoso extraer petróleo, por no hablar del riesgo de que se produzcan auténticas catástrofes medioambientales. Es imposible olvidar los estragos provocados por los naufragios de los buques petroleros, que, a pesar del peligro que representan, son necesarios para transportar esta fuente energética, que sólo existe en un número reducido de países, al resto del mundo. Cuando hace unos años el petrolero llamado "Prestige" naufragó cerca de las costas de Galicia, en España, provocó una terrible marea negra. Los españoles no han podido olvidar las imágenes de las playas de Galicia totalmente cubiertas por una capa negra de petróleo que fue muy difícil de retirar. Y más recientemente el vertido de petróleo en el golfo de Méjico ha planteado serias dudas sobre la seguridad de las plataformas que extraen esta materia prima del fondo del mar. Y por si fuera poco, el consumo de petróleo provoca mucha contaminación. Los motores de los automóviles, los llamados motores de explosión, emiten gases altamente contaminantes. En definitiva, dado que el ser humano del siglo XXI considera la movilidad prácticamente como un derecho fundamental irrenunciable, hace falta encontrar soluciones alternativas al petróleo. Si queremos seguir viajando en coche en un futuro no tan lejano como algunos creen, es necesario perfeccionar los coches eléctricos que ya existen en el mercado, de modo que puedan competir con los coches con motor de explosión. Para ello es preciso conseguir que el coste de su fabricación resulte mucho más barato, y por lo tanto también el precio de venta que pagan los consumidores. Y en segundo lugar, también tiene que ser capaz de recorrer distancias tan largas como los coches con motor de gasolina, o gasoil. Sólo entonces el coche eléctrico podría sustituir al de gasolina, del mismo modo que el coche con motor de explosión casi supuso la desaparición de los coches de caballos a partir del momento en que el automóvil resultó más rápido, cómodo y barato. El principal problema es conseguir fabricar baterías que proporcionen la electricidad necesaria para que un coche pueda desplazarse tanto tiempo como el que actualmente permite el depósito lleno de gasolina de un coche convencional, y que además estas baterías no sean demasiado grandes. De momento ya existen los llamados automóviles con motor híbrido, que combinan un motor de explosión convencional con uno eléctrico, y según parece, aunque el precio de venta es más caro que el de un coche normal, consumen menos gasolina, por lo que el ahorro en gasolina puede compensar el precio más caro que hay que pagar para adquirirlos. Los coches eléctricos ya no son simplemente un sueño que podría hacerse realidad en un futuro muy lejano. Pero todavía estamos lejos de conseguir coches eléctricos que puedan competir con los coches convencionales, y no sólo me refiero a mejorar los motores eléctricos para que puedan competir con los de explosión. Por ejemplo, para poder viajar en automóvil eléctrico de Polonia a España tardando el mismo tiempo que necesitaría un coche convencional, sería imprescindible contar con toda una red de puntos de recarga de las baterías de los coches, una red que cubriera toda la distancia que separa estos dos países. Personalmente, yo espero que el coche eléctrico sea muy pronto una realidad, porque no contamina, y también porque no hace ruido. Imagínense cómo cambiaría la vida en las grandes ciudades si todos los vehículos circularan silenciosamente. La llamada contaminación acústica se reduciría drásticamente, y nuestro bienestar, e incluso nuestra salud, mejorarían considerablemente.

Give feedback on this page

mandatory field