España:Principales tipos de oferta formativa

De Eurydice

Saltar a: navegación, buscar

Panorama general España

Contents

España:Contexto político, económico y social

España:Perspectiva histórica

España:Principales Órganos ejecutivos y legislativos

España:Población: Situación demográfica, Lenguas y Religiones

España:Situación política y económica

España:Organización y Administración general del Sistema Educativo

España:Principios fundamentales y políticas nacionales

España:El aprendizaje a lo largo de la vida

España:Estructura y Organización del Sistema Educativo

España:Organización de la Enseñanza privada

España:Marco Español de Cualificaciones (MECU)

España:Administración y gobierno a nivel central y regional

España:Administración y gobierno a nivel local y de centros

España:Datos estadísticos

España:Financiación de la educación

España:Financiación de la Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Financiación de la Educación Superior

España:Financiación de la Educación y Formación de Personas Adultas

España:Educación Infantil

España:Organización de la Educación Infantil

España:Enseñanza y aprendizaje en la Educación Infantil

España:Evaluación en la Educación Infantil

España:Opciones organizativas y estructuras alternativas en la Educación Infantil

España:Educación Primaria

España:Organización de la Educación Primaria

España:Enseñanza y aprendizaje en la Educación Primaria

España:Evaluación y Promoción en la Educación Primaria

España:Opciones organizativas y estructuras alternativas en la Educación Primaria

España:Educación Secundaria y Postsecundaria no Superior

España:Organización de la Educación Secundaria Obligatoria

España:Enseñanza y Aprendizaje en la Educación Secundaria Obligatoria

España:Evaluación, Promoción y Certificación en la Educación Secundaria Obligatoria

España:Educación Secundaria Profesional: Formación Profesional Básica

España:Organización de la Enseñanza Secundaria Superior General

España:Enseñanza y Aprendizaje en la Enseñanza Secundaria Superior General

España:Evaluación, Promoción y Certificación en la Enseñanza Secundaria Superior General

España:Organización de la Enseñanza Secundaria Superior Profesional

España:Enseñanza y Aprendizaje en la Enseñanza Secundaria Superior Profesional

España:Evaluación, Promoción y Certificación en la Enseñanza Secundaria Superior Profesional

España:Educación Postsecundaria no Superior

España:Educación Superior

España:Tipos de instituciones de Educación Superior

España:Programas de primer ciclo

España:Grado

España:Educación Superior de ciclo corto: Formación Profesional de Grado Superior

España:Programas de segundo ciclo: Master

España:Programas fuera de la estructura de Grado y Master

España:Programas de tercer ciclo: Doctorado

España:Educación y Formación de Personas Adultas

España:Distribución de responsabilidades

España:Avances y Prioridades políticas actuales

España:Principales proveedores de formación

España:Principales tipos de oferta formativa

España:Reconocimiento de competencias adquiridas por vías no formales e informales

España:Profesorado

España:Formación inicial del profesorado de Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Condiciones de trabajo del profesorado de Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Formación permanente del profesorado de Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Formación inicial del profesorado de Educación Superior

España:Condiciones de trabajo del profesorado de Educación Superior

España:Formación Permanente del profesorado de Educación Superior

España:Formación inicial del profesorado de Educación de Personas Adultas

España:Condiciones de trabajo del profesorado de Educación de Personas Adultas

España:Formación permanente del profesorado de Educación de Personas Adultas

España:Personal de gestión y otro personal educativo

España:Personal de gestión en la Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Personal implicado en el control y supervisión de la calidad de la Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Personal responsable de la orientación en la Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Personal educativo u otro personal en los centros de Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Personal de gestión en la Educación Superior

España:Personal educativo u otro personal en los centros de Educación Superior

España:Personal de gestión en la Educación de Personas Adultas

España:Personal educativo u otro personal que trabaja en la Educación de Personas Adultas

España:Evaluación de la calidad

España:Evaluación de la calidad en la Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Evaluación de la calidad en la Educación Superior

España:Evaluación de la calidad en la Educación de Personas Adultas

España:Apoyo educativo y orientación

España:Atención a las necesidades educativas del alumnado en centros ordinarios de Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Atención a las Necesidades Educativas Especiales del alumnado en centros específicos de Educación Especial

España:Atención al alumnado procedente de entornos en situación de desventaja social en Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Orientación y Asesoramiento en la Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Atención a la diversidad en la Educación Superior

España:Orientación y Asesoramiento en la Educación Superior

España:Atención a la diversidad en la Educación de Personas Adultas

España:Orientación y Asesoramiento en la Educación de Personas Adultas

España:Movilidad e Internacionalización en la Educación

España:Movilidad en la Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Movilidad en la Educación Superior

España:Movilidad en la Educación de Personas Adultas

España:Otras dimensiones de la Internacionalización en la Educación Infantil, Primaria y Secundaria

España:Otras dimensiones de la Internacionalización en la Educación Superior

España:Otras dimensiones de la Internacionalización en la Educación de Personas Adultas

España:Acuerdos bilaterales y Cooperación Internacional

España:Reformas en Curso e Iniciativas Políticas

España:Reformas en la Educación Infantil

España:Reformas en Educación Primaria y secundaria

España:Reformas en la Formación Profesional y en la Educación y Formación de Personas Adultas

España:Reformas en la Educación Superior

España:Reformas relacionadas con las competencias transversales y la empleabilidad

España:Perspectiva europea

España:Legislación

España:Instituciones

España:Bibliografía

España:Glosario

La oferta formativa dirigida a las personas adultas es muy amplia y diversa, integrando desde los procesos de alfabetización y consecución de la enseñanza básica hasta la formación encaminada al acceso laboral o a las actividades de ocio. Esta oferta se compone de distintas enseñanzas y programas, ofrecidos por las Administraciones educativas, laborales y locales.

Oferta formativa de las Administraciones educativas, laborales y locales para personas adultas

Tipo de formación

Denominación de la enseñanza o formación

Administración responsable


Formación dirigida a aumentar los logros en competencias básicas

Educación básica para personas adultas

Enseñanzas iniciales

Educativas


Educación secundaria para personas adultas

Educación secundaria profesional para personas adultas

Formación Profesional (FP) Básica

Enseñanza de idiomas

Para la adquisición del nivel Usuario Básico (A1 y A2) según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.

Para obtener las certificaciones de idiomas pueden presentarse a las pruebas correspondientes.

Formación dirigida a obtener una titulación oficial en la edad adulta

Educación postobligatoria

Bachillerato

Educativas


Formación Profesional (FP): ciclos formativos de grado medio y superior

Pruebas

Para la obtención de titulación: Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, Título de Bachiller, Título de Técnico, Título de Técnico Superior.

Para obtener una certificación de idiomas sin haber cursado las enseñanzas de idiomas correspondientes.

De acceso a enseñanzas que conducen a titulaciones oficiales: ciclos formativos de FP de grado medio y de grado superior, enseñanzas artísticas superiores y enseñanzas universitarias.

Formación dirigida a la transición al mercado laboral

 

Formación de oferta

Programas específicos dirigidos a personas con necesidades formativas especiales o dificultades de inserción o cualificación profesional.

Laborales


Acciones formativas con compromiso de contratación.

Acciones formativas dirigidas prioritariamente a desempleados.

Prácticas no laborales en empresas.

Formación en alternancia

Contratos para la formación y el aprendizaje (Formación Profesional dual: Actividad formativa inherente a este contrato).

Programas públicos de empleo y formación:

  • Escuelas Taller y Casas de Oficios
  • Talleres de Empleo

Programa PREPARA

Oferta formativa de las Universidades Populares1

Oferta educativa

Locales


Oferta formativa

Oferta de formación para el empleo

Oferta cultural

Otros tipos de formación para personas adultas financiados con fondos públicos2

Formación de demanda

Acciones de formación en las empresas

 

Laborales


Permisos individuales de formación

Formación de oferta

Programas de formación dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados

Acciones de formación dirigidas al personal de las Administraciones Públicas

1Algunas de las actividades educativas y formativas incluidas en esta oferta contribuyen a aumentar los logros en competencias básicas de las personsa adultas.

2Aunque los destinatarios prioritarios de estas acciones son los trabajadores ocupados, las personas en situación de desempleo también pueden participar en algunas de ellas. 

Fuente: Elaboración Eurydice España-REDIE (CNIIE, MECD).

Formación dirigida a aumentar los logros en competencias básicas

La formación dirigida a que la población adulta aumente sus logrgos en competencias básicas y su nivel de competencia lingüística en lenguas extranjeras se concreta, principalmente, en la oferta de las Administraciones educativas, aunque también existen actividades formativas que tienen los mismos objetivos en el ámbito de la educación popular. Información detallada sobre estas actividades formativas se puede consultar en el apartado Oferta formativa de las Universidades Populares.

Las Administraciones educativas ofrecen la oportunidad de cursar la educación básica para personas adultas, compuesta por las enseñanzas iniciales y la educación secundaria para personas adultas, la educación secundaria profesional para personas adultas (Formación Profesional Básica) y la enseñanza de idiomas. 

Educación básica para personas adultas

La educación básica para personas adultas está destinada a jóvenes y adultos que abandonaron el Sistema Educativo sin ninguna titulación, y se orienta a la adquisición de las competencias y los conocimientos correspondientes a la educación básica. 

Todas las Comunidades Autónomas diferencian en su organización entre las enseñanzas iniciales y la educación secundaria para personas adultas.

Enseñanzas iniciales

Las enseñanzas iniciales se dirigen a las personas que no dominan las técnicas instrumentales elementales.

  • Condiciones de acceso: Pueden acceder con más de 18 años y, excepcionalmente, con más de 16 años si existe un contrato laboral o se trata de deportistas de alto rendimiento. En el momento de acceso se efectúa, con carácter preceptivo, una valoración inicial del alumnado en la que se recogen los conocimientos previos, sus expectativas e intereses, para proceder a su orientación y adscripción al nivel más adecuado.
  • Organización: En la mayoría de las Comunidades Autónomas la estructura de estas enseñanzas consta de dos niveles: el Nivel I o de Alfabetización, que permite adquirir técnicas de lectoescritura y cálculo, y el Nivel II o de Consolidación de conocimientos y técnicas instrumentales, que permite el acceso a la educación secundaria para personas adultas y potencia su participación activa en la vida social, cultural, política y económica. Los contenidos impartidos se organizan normalmente en ámbitos (Científico-tecnológico, Comunicación y Social) o áreas de conocimiento (Lengua, Matemáticas y Ciencias sociales y naturales), aunque en algunas Comunidades Autónomas los contenidos del Nivel I se organizan de forma globalizada. También pueden introducir el conocimiento de un idioma extranjero. Además de las horas dedicadas a los contenidos curriculares, todas las Administraciones educativas incluyen un tiempo de orientación y tutoría, con aspectos relacionados con la formación y la inserción laboral.
  • Metodología: Normalmente estas enseñanzas se cursan de forma presencial, pero algunas Comunidades ofrecen la posibilidad de hacerlo a distancia. Aunque por regla general cada nivel se corresponde con un curso, su duración se caracteriza por la flexibilidad, pudiendo variar en función de las necesidades del alumnado y sus ritmos de aprendizaje.
  • Evaluación: Se realiza de forma personalizada, es integradora y tiene en cuenta las características de las personas a las que va dirigida. Su carácter continuo y formativo se refleja en la adopción de medidas de refuerzo o apoyo educativo y, en su caso, adecuación curricular, cuando el progreso del alumnado no es el adecuado. 
  • Certificación: El alumnado que finaliza con éxito las enseñanzas iniciales recibe un certificado. Si no se superan satisfactoriamente los niveles, las Comunidades Autónomas establecen la posibilidad de obtener una certificación en la que consta el trabajo realizado.

Educación secundaria para personas adultas

La educación secundaria para personas adultas tiene como finalidad facilitar la obtención del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Asimismo, se pretende que puedan adquirir las competencias básicas que les permitan su desarrollo personal, favorezcan su integración social, la continuación de sus estudios y su inserción o promoción en el mundo laboral.

  • Condiciones de acceso: Pueden acceder con más de 18 años y, excepcionalmente, con más de 16 años si existe un contrato laboral o se trata de deportistas de alto rendimiento. Además, se requiere el cumplimiento de alguna de las siguientes condiciones: acreditar haber cursado 6º curso de Educación Primaria o enseñanzas equivalentes, haber superado el Nivel II o de Consolidación de conocimientos y técnicas instrumentales de las enseñanzas iniciales o demostrar haber alcanzado los objetivos de estos niveles en la valoración inicial. En el momento de acceder a estas enseñanzas también se efectúa, con carácter preceptivo, una valoración inicial del alumnado que queda reflejada en el expediente académico sin que el resultado genere derecho alguno. Cada Comunidad Autónoma establece los aspectos a evaluar, y el diseño del proceso de valoración se asigna al profesorado, a la Comisión de Coordinación Pedagógica o al Departamento de Orientación.
  • Organización: Las enseñanzas se estructuran en tres ámbitos: ámbito de Comunicación (aspectos básicos del currículo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) referidos a las materias de Lengua castellana y literatura, primera Lengua extranjera y, si la hubiere, la Lengua cooficial y literatura), ámbito Social (incluye los referidos a Ciencias sociales, Geografía e historia, Educación para la ciudadanía y los derechos humanos, los aspectos de percepción recogidos en el currículo de Educación plástica y visual y Música) y ámbito Científico-tecnológico (que incluye los referidos a Ciencias de la naturaleza, Matemáticas, Tecnologías y los aspectos relacionados con la salud y el medio natural recogidos en el currículo de Educación física). Las Administraciones educativas pueden incorporar otros aspectos de las restantes materias de la ESO. Lo habitual es que estos ámbitos se organicen en dos niveles compuestos por una serie de módulos, si bien algunas Comunidades organizan los niveles en tramos. La función orientadora y tutorial se incorpora de manera integrada al propio proceso de enseñanza/aprendizaje, formando parte de la actividad docente.
  • Metodología: En la mayoría de las Comunidades Autónomas la organización de estas enseñanzas permite que se cursen en dos años académicos. No obstante, el sistema modular otorga mayor flexibilidad de acceso y de elección del ritmo de aprendizaje y permite cursar unos módulos u otros de manera independiente. Con el fin de facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral con el estudio, puede impartirse en la modalidad presencial o a distancia y, en algunas Comunidades Autónomas, de forma semipresencial.
  • Evaluación: La evaluación se contempla como un proceso continuo. En la mayoría de las Comunidades Autónomas se diferencia por módulos o ámbitos, aunque se atiende a su carácter global y a que no se dificulte la concepción integral del conocimiento. Se destaca que sea personalizada, integradora y que tenga en cuenta las características de las personas a las que va dirigida.
  • Certificación: El alumnado que finaliza con éxito las enseñanzas recibe el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.
  • Las Administraciones educativas organizan periódicamente pruebas para que las personas mayores de 18 años puedan obtener directamente esta titulación, sin haber cursado previamente las enseñanzas correspondientes. Las pruebas se basan en los tres ámbitos de conocimiento en los que se organizan estas enseñanzas. Además, las Administraciones educativas han de asegurar la igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad que se presenten a dichas pruebas.

Educación secundaria profesional para personas adultas

Según la LOMCE de 2013, las Administraciones educativas pueden establecer programas formativos dirigidos a la obtención del título Profesional Básico para las personas que superen los 17 años de edad. En el curso 2014/15, algunas Comunidades Autónomas ya han empezado a implantar estos programas.

Formación Profesional Básica

Al ser de muy reciente implantación por parte de las Administraciones educativas, se puede destacar únicamente lo siguiente:

  • Condiciones de acceso: Pueden acceder a estas enseñanzas las personas mayores de 17 años que no estén en posesión de un título de Formación Profesional o de cualquier otro título que acredite la finalización de estudios secundarios completos.
  • Organización: Los ciclos formativos de Formación Profesional Básica tienen una duración de dos años a tiempo completo, y se imparten de manera presencial en Centros de Educación de Personas Adultas.
  • Certificación: Quienes superen un ciclo formativo de Formación Profesional Básica reciben el correspondiente título Profesional Básico. Además, las personas mayores de 22 años que tengan acreditadas las competencias profesionales incluidas en un título profesional básico, bien a través de certificados de profesionalidad de nivel 1 o por el procedimiento de evaluación y acreditación establecido, reciben de las Administraciones educativas el título Profesional Básico. 
  • Las Administraciones educativas también organizan periódicamente pruebas para obtener este título. Para poder presentarse a estas pruebas, los candidatos han de tener al menos 18 años. Las Administraciones educativas han de asegurar la igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad que se presenten a dichas pruebas.

En febrero de 2014 se regularon los aspectos específicos de la FP Básica, y en junio y septiembre se aprobaron los currículos de 14 ciclos formativos. En el curso 2014/15 se ha implantado el 1º curso de esta nueva oferta formativa en la FP del Sistema Educativo. Información detallada sobre la nueva FP Básica se puede consultar en el artículo Educación Secundaria Profesional: Formación Profesional Básica.

Enseñanza de idiomas

Las enseñanzas de idiomas se organizan en tres niveles: elemental, intermedio y avanzado. Las competencias propias de cada nivel se corresponden, respectivamente, con los niveles A2, B1 y B2 del Marco Común Europeo de Referencia de las Lenguas. Para acceder a las enseñanzas oficiales de idiomas es necesario tener 16 años y, excepcionalmente, 14 cuando se trata de un idioma distinto del cursado en la Educación Secundaria Obligatoria. Estas enseñanzas se pueden cursar de forma presencial o a distancia mediante el programa That's English!. La superación de las exigencias académicas establecidas para cada uno de los niveles de las enseñanzas de idiomas da derecho a la obtención del certificado correspondiente.

Además, las Administraciones educativas, a través de las Escuelas Oficiales de Idiomas, organizan periódicamente pruebas para obtener una certificación de idiomas sin haber cursado las enseñanzas correspondientes. Estas pruebas se organizan de acuerdo con los objetivos, competencias y criterios de evaluación establecidos para cada nivel en los currículos de los idiomas respectivos. 

Formación dirigida a obtener una titulación oficial en la edad adulta

Las Administraciones educativas ofrecen enseñanzas de Bachillerato y Formación profesional (FP) para personas adultas, permitiendo que obtengan una titulación que acredita el desarrollo y la profundización de las competencias básicas, la profundización en aquellas competencias que tienen un carácter más transversal y favorecen seguir aprendiendo en estudios posteriores y la inserción en un determinado campo laboral, o la adquisición de competencias profesionales,

Además, estas Administraciones también organizan pruebas para la obtención de estas titulaciones sin necesidad de cursar las enseñanzas correspondientes, así como pruebas para el acceso de personas adultas a estas enseñanzas. 

La Ley Orgánica de Educación (LOE), de 2006, y la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), de 2013 que la modifica son, actualmente, las normas básicas que regulan la oferta formativa del Sistema educativo español para personas adultas. La LOMCE se publicó en el Boletín Oficial del Estado del 10 de diciembre de 2013, y su implantación comenzó en el curso escolar 2014/15.

Educación postobligatoria y superior

Las personas adultas que lo deseen tienen la oportunidad de acceder a las enseñanzas de Bachillerato y Formación Profesional. Las Administraciones educativas adoptan las medidas oportunas para que los adultos dispongan de una oferta específica de estos estudios y organizan la oferta pública de educación a distancia, que debe incluir el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

Bachillerato

Todas las Comunidades Autónomas han regulado el Bachillerato para personas adultas, bien con legislación específica, bien en la legislación relativa al régimen ordinario.

  • Condiciones de acceso: El acceso a las enseñanzas de Bachillerato para personas adultas está condicionado por los mismos requisitos académicos que el régimen ordinario, estar en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, y por los requisitos de edad señalados, tener más de 18 años y, excepcionalmente, más de 16 años si existe un contrato laboral o se trata de deportistas de alto rendimiento.
  • Organización: Dentro del régimen presencial pueden distinguirse dos modelos organizativos: el Modelo A, en el que las materias correspondientes a cada modalidad se distribuyen y agrupan en tres bloques, cada uno de los cuales se desarrolla en un curso académico; y el Modelo B, que se concibe con la misma ordenación establecida para el régimen ordinario. Información detallada se puede consultar en el artículo Enseñanza y Aprendizaje en la Enseñanza Secundaria Superior General.
  • Metodología: Cada Comunidad Autónoma establece para su territorio de gestión el número máximo de horas lectivas semanales, el número de horas semanales dedicadas a cada materia y el horario lectivo de impartición de las enseñanzas, que varía en función del modelo organizativo. El régimen presencial puede desarrollarse en horarios que facilitan una mayor asistencia del alumnado. El Bachillerato a distancia se configura según la ordenación establecida para el régimen ordinario, en dos cursos académicos. El alumnado puede matricularse del número de materias que desee de primer y segundo curso, según sus posibilidades y disponibilidad de tiempo, y respetando las normas de prelación e incompatibilidad entre materias. En este régimen de enseñanzas, el apoyo tutorial es de carácter voluntario y puede realizarse de forma presencial o a distancia.
  • Evaluación: Es continua y diferenciada por materias. En el régimen a distancia se tiene en cuenta la entrega y adecuación de las tareas enviadas, la participación en los foros temáticos propuestos cuando los haya, y cualesquiera otros elementos contemplados en las programaciones didácticas. Tanto en el régimen presencial como a distancia, las sesiones de evaluación se realizan de forma presencial. Por regla general, se establecen para cada materia tres pruebas trimestrales escritas y dos pruebas finales: una ordinaria al final del tercer trimestre, normalmente en junio; y otra extraordinaria, generalmente en septiembre.
  • Certificación: Las enseñanzas de Bachillerato para personas adultas tienen la misma validez académica que las cursadas en régimen ordinario y, por tanto, conducen a la obtención del título de Bachiller. 

Formación profesional

Las enseñanzas de Formación Profesional (FP) permiten simultanear formación y actividad laboral u otras actividades. Para ello se ofertan de forma completa y de forma parcial o modular.

  • Condiciones de acceso: El acceso a la oferta parcial de módulos formativos se rige por los requisitos académicos y edad establecidos con carácter general. Para acceder a la FP de grado medio es necesario tener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria o equivalente, haber superado un Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), o tener el título Profesional Básico. En el caso de no cumplir dichas condiciones, es posible acceder tras la superación de una prueba de acceso regulada por las Administraciones educativas. Para acceder a los ciclos formativos de grado superior es necesario cumplir alguno de los siguientes requisitos: estar en posesión del título de Bachiller, poseer un título de Técnico y haber superado el curso de formación específico impartido en centros públicos o privados autorizados, haber superado la prueba de acceso a los ciclos formativos de grado superior o haber superado la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años.
  • Organización: La oferta completa supone realizar todos los módulos que forman un curso, mientras que la oferta parcial permite realizar módulos de manera independiente. En ambos casos, y en los módulos profesionales en que es posible, pueden cursarse en régimen de enseñanza presencial, semipresencial o a distancia.
  • Metodología: Integra los aspectos científicos, tecnológicos y organizativos necesarios para adquirir una visión global de la actividad profesional correspondiente. Además, es flexible y abierta, y se basa en el autoaprendizaje. La modalidad a distancia facilita la autonomía del alumnado mediante la utilización de tecnologías de la información y la comunicación. Los profesores que imparten estas enseñanzas tienen una relación personalizada con el alumnado y están en contacto con él de forma permanente. Además el alumnado cuenta con el apoyo de un tutor/a encargado de su orientación y asesoramiento.
  • Evaluación: La evaluación del aprendizaje se realiza por módulos profesionales, atendiendo a sus objetivos y criterios de evaluación y a los objetivos generales del ciclo formativo. En la modalidad a distancia, la evaluación final de los módulos profesionales exige la superación de pruebas presenciales y se completa con procesos de evaluación continua. Las Comunidades Autónomas son las encargadas de definir los criterios de evaluación.
  • Certificación: Las enseñanzas de FP para personas adultas tienen la misma validez académica que las cursadas en régimen ordinario, por lo que al superarlas el alumnado obtiene los títulos de Técnico o de Técnico Superior en la profesión correspondiente. Quienes no superen en su totalidad las enseñanzas del ciclo formativo reciben un certificado con las unidades de competencia de los módulos profesionales superados, que tiene efectos de acreditación parcial acumulable de las competencias profesionales adquiridas en relación con el Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional (Información detallada sobre el Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional se puede consultar en el artículo El Aprendizaje a lo largo de la vida). 

Enseñanzas universitarias

No existen planes de estudio específicos para personas adultas. No obstante, la modalidad a tiempo parcial en las enseñanzas universitarias, cuyo número de créditos varía entre universidades, les facilita cursar estudios de educación superior universitarios.

Además, existe la posibilidad de cursar estudios universitarios a distancia. La oferta de las universidades públicas se realiza, principalmente, a través de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), aunque el resto de universidades también pueden ofertar estudios de Grado y de Máster a distancia.

Pruebas de acceso, de certificación y para obtener una titulación

Las Administraciones educativas organizan periódicamente distintos tipos de pruebas con el objetivo de facilitar el acceso a enseñanzas conducentes a una titulación, la certificación de idiomas o la otbención de una titulación oficial. 

Las personas adultas tienen la oportunidad de presentarse a pruebas de acceso a enseñanzas que conducen a la obtención de una titulación oficial: Pruebas de acceso a la FP de grado medio y de grado superior, a las Enseñanzas Artísticas superiores y a las enseñanzas universitarias. Estas pruebas se han establecido para los candidatos que no cumplen las condiciones académicas y, para presentarse a las mismas, se requiere tener una edad mínima.

  • Pruebas de acceso a los ciclos formativos de grado medio: Se requiere tener 17 años cumplidos o cumplirlos en el año de realización de la prueba. Estas pruebas acreditan los conocimientos y habilidades suficientes para poder acceder a los estudios de FP de grado medio.
  • Pruebas de acceso a los ciclos formativos de grado superior: Se requiere tener 19 años como mínimo, cumplidos en el año de realización de la prueba, o 18 si se acredita estar en posesión de un título de Técnico relacionado con el ciclo formativo al que se desea acceder. La prueba acredita la madurez necesaria en relación con los objetivos de Bachillerato y las capacidades referentes al campo profesional de que se trate. Las Administraciones educativas pueden programar y ofertar cursos destinados a la preparación de estas pruebas para quienes estén en posesión del título de Técnico.
  • Pruebas de acceso a las Enseñanzas Artísticas superiores: Los mayores de 19 años pueden presentarse a esta prueba. Su superación acredita que el aspirante posee la madurez necesaria en relación con los objetivos del Bachillerato y los conocimientos, habilidades y aptitudes necesarios para cursar con aprovechamiento estas enseñanzas.
  • Pruebas de acceso a las enseñanzas universitarias: La normativa que regula las condiciones para el acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado ha establecido tres modalidades de acceso, en función de criterios de edad y experiencia laboral: prueba de acceso para mayores de 25 años, acceso mediante acreditación de experiencia laboral o profesional para mayores de 40 años y prueba de acceso para mayores de 45 años que carezcan de titulación y de experiencia laboral y profesional. Las universidades deben reservar un número de plazas no inferior al 2% para los estudiantes que hayan superado la prueba para mayores de 25 años de edad. Para las personas que accedan habiendo superado la prueba para mayores de 45 años o acreditando una experiencia laboral o profesional, las universidades deben reservar, en su conjunto, un número de plazas no inferior al 1% ni superior al 3%. Información detallada sobre estas tres modalidades de la Prueba de acceso a la universidad (PAU) se puede consultar en el apartado Prueba de acceso a la universidad (PAU).

Además, las Administraciones educativas, a través de las Escuelas Oficiales de Idiomas, organizan periódicamente pruebas para obtener una certificación de idiomas sin haber cursado las enseñanzas correspondientes. Estas pruebas se organizan de acuerdo con los objetivos, competencias y criterios de evaluación establecidos para cada nivel en los currículos de los idiomas respectivos. 

Por último, también se organizan pruebas que permiten a la población adulta la obtención de una titulación oficial sin necesidad de haber cursado las enseñanzas correspondientes. Estas pruebas se corresponden con las enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional básica, de grado medio y de grado superior:

  • Información detallada sobre las pruebas para la obtención del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria y Formación Profesional Básica se puede consultar en el apartado Formación dirigida a aumentar los logros en competencias básicas.
  • Pruebas para la obtención del título de Bachiller: Las personas adultas pueden obtener el título de Bachillerato a través de esta prueba siempre que demuestren haber alcanzado los objetivos generales de las enseñanzas. Las pruebas se organizan de manera diferenciada, según las modalidades de Bachillerato. Para poder presentarse se requiere tener 20 años. Además, las Administraciones educativas han de asegurar la igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad que se presenten a dichas pruebas.
  • Pruebas para la obtención de los títulos de Formación Profesional de grado medio y superior: Para presentarse a dichas pruebas se requiere tener 18 años para el título de Técnico, 20 años para el de Técnico Superior o 19 años para quienes estén en posesión del título de Técnico. Las personas que hayan cursado módulos profesionales asociados a unidades de competencia, mediante matrícula parcial en régimen presencial o a distancia, pueden presentarse a estas pruebas para la superación de los módulos profesionales que tengan pendientes. Además, las Administraciones educativas han de asegurar la igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad que se presenten a dichas pruebas.

Formación dirigida a la transición al mercado laboral

Las Administraciones laborales organizan una amplia oferta formativa dirigida a personas en situación de desempleo con el objetivo de mejorar su empleabilidad y facilitar su incorporación al mercado laboral.

Esta oferta se integra en el sistema de Formación Profesional para el Empleo, que incluye además otras acciones dirigidas prioritariamente a los trabajadores ocupados. En algunas de ellas pueden participar también las personas desempleadas. Información detallada sobre la formación dirigida a trabajadores ocupados se puede consultar en el apartado Otros tipos de formación para personas adultas financiados con fondos públicos.

En marzo de 2015 se aprobó la reforma del sistema de Formación Profesional para el Empleo con el objetivo de que responda a las necesidades del mercado laboral y esté orientado a la mejora de la empleabilidad de los trabajadores, de sus capacidades y competencias profesionales, y de la competitividad empresarial, para contribuir a la recuperación de la economía el país. Información detallada sobre esta reforma se puede consultar en el artículo Reformas relacionadas con las competencias transversales y la empleabilidad.

Oferta formativa de la Formación Profesional para el empleo

Las actuaciones e iniciativas de la Formación Profesional para el Empleo dirigidas prioritariamente a personas en situación de desempleo son las siguientes:

Formación de oferta

Son planes o programas de formación dirigidos a ocupados, a personas con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción laboral, a personas en situación de privación de libertad, a ciertos colectivos militares que mantienen una relación laboral temporal con las Fuerzas Armadas y a desempleados y trabajadores inmigrantes. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social realiza una planificación plurianual de esta oferta formativa teniendo en cuenta las propuestas de las Comunidades Autónomas y, a partir de esta planificación, las Administraciones laborales realizan la oferta formativa en su ámbito de gestión mediante la convocatoria de ayudas y subvenciones destinadas a diferentes entidades encargadas de impartir la formación a los colectivos destinatarios (organizaciones sindicales y empresariales, empresas, etc.).

Las acciones dirigidas a personas desempleadas incluidas en la formación de oferta son:

  1. Acciones formativas con compromiso de contratación: Esta iniciativa se gestiona en los ámbitos estatal y autonómico mediante la subvención de acciones formativas que incluyen el compromiso de contratación por parte de las entidades subvencionadas de, al menos, el 60% de las personas formadas.
  2. Planes de formación dirigidos prioritariamente a desempleados: Las Administraciones laborales, estatal y autonómicas elaboran estos planes teniendo en cuenta las oportunidades de empleo existentes en el mercado laboral y las necesidades formativas de los desempleados. Los organismos responsables de elaborar, gestionar y evaluar dichos planes son el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y los servicios de empleo de las Comunidades Autónomas.
  3. Programas formativos para grupos específicos: El SEPE y los servicios de empleo de las Comunidades Autónomas pueden elaborar programas dirigidos a mejorar la empleabilidad de personas con necesidades especiales o que presenten dificultades para encontrar empleo. Desde 2011 el SEPE ha llevado a cabo programas específicos de ámbito estatal dirigidos a la empleabilidad, la cualificación y la inserción profesional de jóvenes menores de treinta años. Este Programa nació con la finalidad de favorecer la adquisición por parte de los jóvenes de aquellas competencias requeridas por las empresas y, al mismo tiempo, que contribuyan a la consolidación de las trayectorias profesionales iniciadas o bien faciliten la realización de una primera experiencia en el mundo de trabajo. En la convocatoria de 2014 el programa pretende proporcionar a los participantes las competencias que les permitan adaptarse a los requerimientos del sistema productivo, específicamente en las ocupaciones correspondientes a los certificados de profesionalidad. Información detallada sobre este programa específico se puede consultar en el apartado Programa específico de ámbito estatal de mejora de la empleabilidad, la cualificación y la inserción profesional de jóvenes menores de treinta años.
  4. Prácticas no laborales en empresas: Las pueden realizar jóvenes desempleados entre los 18 y 25 años, que cuenten con cualificación profesional, ya sea en el ámbito educativo o laboral, pero nula o escasa experiencia laboral. Las prácticas pueden durar entre seis y nueve meses y se realizan en los centros de trabajo de la empresa y bajo la dirección y supervisión de un tutor. Los participantes reciben de la empresa o grupos empresariales una beca de apoyo cuya cuantía es, como mínimo, del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) mensual vigente en cada momento.

Formación en alternancia con el empleo

Es la formación destinada a la adquisición de competencias profesionales mediante un proceso mixto de empleo y formación, que permite compatibilizar el aprendizaje formal con la práctica profesional.

Estas acciones formativas incluyen los contratos para la formación y el aprendizaje y las Escuelas Taller, Casas de Oficios y Talleres de Empleo.

  • Contratos para la formación y el aprendizaje

En noviembre de 2012 se desarrolló el contrato para la formación y el aprendizaje, medida adoptada en la reforma laboral que fue aprobada en el mes de febrero de ese mismo año. Tiene por objeto cualificar profesionalmente a las personas en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida y formación. Las empresas que contratan para la formación a desempleados tienen una reducción de las cuotas empresariales a la Seguridad Social. 

La cualificación adquirida a través de este contrato, que ha de estar relacionada con la actividad laboral que desempeña el trabajador, se acredita mediante el procedimiento de evaluación y acreditación de las competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación, obteniendo así una acreditación parcial acumulable que permitirá completar la formación conducente a la obtención del certificado de profesionalidad o del correspondiente título de FP. 

El último desarrollo normativo establece que: 

  • Estos contratos se pueden celebrar con trabajadores mayores de 16 y menores de 25 años (pudiendo celebrarse con trabajadores menores de 30 años hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%). No se aplica el límite máximo de edad, 25 años, cuando el contrato se concierte con personas con discapacidad o en situación de exclusión social. En todos los casos el trabajador ha de carecer de cualificación profesional, obtenida y reconocida por el sistema de FP para el empleo o del Sistema Educativo, requerida para concertar un contrato de prácticas para el puesto de trabajo u ocupación objeto del contrato. Se pueden acoger a esta modalidad contractual los trabajadores que estén cursando Formación Profesional del sistema educativo en el momento de celebrar el contrato. 
  • Estos contratos no pueden celebrarse a tiempo parcial. El tiempo de trabajo efectivo ha de ser compatible con el tiempo dedicado a las actividades formativas, no siendo superior al 75% durante el primer año, y al 85% durante el segundo año y tercer año de la jornada máxima prevista. 
  • La duración mínima del contrato es de 1 año y la máxima de 3 años, aunque los convenios colectivos pueden establecer distintas duraciones, sin que la mínima pueda ser inferior a 6 meses ni la máxima superior a 3 años. En el caso de personas con discapacidad se puede solicitar la ampliación de la duración máxima. Si la duración máxima del contrato celebrado es inferior a 3 años, éste puede prorrogarse hasta dos veces, sin que la duración de cada prórroga pueda ser inferior a 6 meses y sin que la duración total del contrato pueda exceder los 3 años. 
  • Estos contratos se consideran prorrogados tácitamente como contratos ordinarios por tiempo indefinido si la persona continúa prestando servicios tras haberse agotado su duración máxima. 
  • Se eliminan limitaciones al número de contratos por cada trabajador a lo largo de su vida y al número máximo de contratos por empresa. De hecho, la empresa puede solicitar al Servicio Público de Empleo competente una certificación de anteriores contratos celebrados por el trabajador, y la actividad laboral u objeto de cualificación profesional asociada a cada uno. 
  • La empresa que formaliza el contrato puede tener en cuenta, a efectos de cómputo, los periodos que hubiera estado la persona trabajadora contratada bajo la modalidad de contrato para la formación. 
  • La actividad formativa de este tipo de contrato es la necesaria para la obtención de un título de Formación Profesional (FP), de grado medio o superior, o de un certificado de profesionalidad o, en su caso, certificación académica o acreditación parcial acumulable, debiendo ser programada de acuerdo a la normativa que regula cada certificado de profesionalidad o cada ciclo formativo. La actividad formativa puede incluir formación complementaria asociada a las necesidades de la empresa o de la persona trabajadora, que no se considerará como trabajo efectivo y que debe ser autorizada por el Servicio Público de Empleo competente. 

La actividad formativa inherente a los contratos para la formación y el aprendizaje también se considera FP Dual, cuyas bases se regularon a principios de noviembre de 2012 y en diciembre de 2013. Las características de esta actividad formativa son: 

  • La empresa proporciona al trabajador un trabajo efectivo relacionado con el perfil profesional del título de FP o del certificado de profesionalidad. Además, verifica que para dicho trabajo efectivo existe una actividad formativa relacionada con el mismo que se corresponde con un título de FP o un certificado de profesionalidad, y garantiza su asistencia a los programas formativos determinados para la actividad formativa. 
  • El titular de la empresa o una persona designada es responsable del seguimiento del Acuerdo para la actividad formativa, de la coordinación de la actividad laboral con la actividad formativa, y de la comunicación con el centro de formación. Además, al finalizar la actividad laboral, elabora un informe sobre el desempeño del puesto de trabajo. 
  • El trabajador ha de reunir los requisitos de acceso establecidos para cursar las enseñanzas de dicha actividad formativa. 
  • El centro formativo designa una persona como tutora responsable de la programación y seguimiento de la formación, así como de la coordinación de la evaluación y la interlocución con la empresa para el desarrollo de la actividad formativa y laboral. 
  • La celebración de este contrato exime al trabajador en formación de realizar el módulo de formación práctica de los certificados de profesionalidad, o el módulo de formación en el centro de trabajo de los títulos de FP. Para ambos casos se atiende a la duración del contrato y sus prórrogas. 

Las empresas que celebran contratos para la formación y el aprendizaje suscriben simultáneamente un Acuerdo con el centro de formación y con la persona trabajadora, que se anexa a su contrato de trabajo. En este Acuerdo se detallan tanto los responsables de la formación, como las necesidades formativas de la empresa y el trabajador, y las características y los contenidos de la misma. 

Corresponde a los Servicios Públicos de Empleo, en colaboración con las Administraciones educativas, informar y orientar a las empresas y personas trabajadoras de las posibilidades de contratación, de formación y del ajuste entre las características del puesto de trabajo ofertado por la empresa y los centros de formación disponibles para impartir la formación inherente al contrato. 

La actividad formativa del contrato para la formación y el aprendizaje ha de ser autorizada previamente por el Servicio Público de Empleo competente, que además realiza el seguimiento y evaluación de la misma. Si la misma empresa realiza contratos en más de una Comunidad Autónoma, la autorización y evaluación de la actividad corresponde al Servicio Público de Empleo Estatal. 

La autorización se comunica por los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas al Servicio Público de Empleo Estatal, a efectos de control de la aplicación de las bonificaciones correspondientes. 

La actividad formativa se imparte en el ámbito de la FP para el empleo o de la FP del Sistema Educativo, en cualquiera de sus modalidades. En el caso del Sistema Educativo, se imparte directamente por centros designados por la Administración educativa y comunicados al Servicio Público de Empleo; en el caso de la FP para el empleo, en los centros acreditados para ello. Además se puede impartir en la empresa si ésta dispone de instalaciones y personal con formación adecuada a los efectos de acreditación de la competencia o cualificación profesional, sin perjuicio de que el trabajador realice periodos de formación complementaria en los centros designados. En este caso, la empresa debe estar autorizada para impartir dicha formación y los contenidos formativos validados por el Servicio Público de Empleo Estatal. 

La actividad formativa debe respetar la duración de la formación asociada que se establece para cada uno de los módulos profesionales que constituyen las enseñanzas de los títulos de FP o de los certificados de profesionalidad. En cualquier caso, la formación se desarrolla durante la vigencia de este contrato. 

Las actividades formativas pueden incluir formación complementaria no referida al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, para adaptarse tanto a las necesidades de los trabajadores como de las empresas. 

  • Escuelas Taller, Casas de Oficios y Talleres de Empleo

Son programas de trabajo y formación en los que personas desempleadas reciben formación en alternancia con la práctica profesional (trabajo en obra o servicio real), con el fin de proporcionarles una cualificación profesional que facilite su acceso al mundo del trabajo. En los Talleres de Empleo, tienen preferencia en la selección, entre otros, las personas mayores de 45 años.

Programa PREPARA

Está destinado a la recualificación profesional de las personas que agotaron la prestación por desempleo. En el marco de este programa, estas personas tienen derecho a participar en medidas de Políticas Activas de Empleo cuyo objetivo sea la recualificación y/o reinserción de los trabajadores desempleados, así como a percibir una ayuda económica hasta un máximo de seis meses mientras participan en las acciones formativas. 

Acciones de apoyo y acompañamiento a la formación

Son acciones que permiten mejorar la eficacia del subsistema de Formación Profesional para el Empleo, como los estudios de carácter general y sectorial, y acciones de investigación e información y de orientación profesional.

 Según el colectivo destinatario, las acciones y los planes de formación se dirigen a trabajadores ocupados y desempleados:

Acciones y programas formativos incluidos en la Formación Profesional para el Empleo, por destinatario


Oferta formativa de las Administraciones laborales
Destinatario
Formación de oferta

Planes de formación dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados. 

Prioritariamente trabajadores ocupados.

También pueden participar personas en situación de desempleo.

Programas específicos dirigidos a personas con necesidades formativas especiales o dificultades de inserción o cualificación profesional, o a jóvenes menores de 30 años.
Personas ocupadas o desempleadas con necesidades formativas especiales o dificultades de inserción o cualificación profesional y cuidadores no profesionales que atiendan a personas en situación de dependencia, y jóvenes menores de 30 años.
Acciones formativas con compromiso de contratación1. Prioritariamente personas desempleadas y trabajadores inmigrantes en sus países de origen.
Acciones formativas dirigidas prioritariamente a desempleados. Prioritariamente trabajadores desempleados, aunque también pueden participar trabajadores ocupados.
Prácticas no laborales en empresas. Desempleados entre 18 y 25 años.
Otras iniciativas.
Personas en situación de privación de libertad y profesionales militares de Tropa y Marinería.
Formación en alternancia
Contratos para la formación y el aprendizaje (Formación Profesional dual: actividad formativa inherente a este contrato).
Jóvenes entre 16 y 25 años (podrán celebrarse con menores de 30 años hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%) que carezcan de cualificación profesional reconocida por el sistema de Formación Profesional para el Empleo o por el Sistema Educativo. Información detallada sobre la FP dual ligada a este contrato se puede consultar en el artículo Reformas relacionadas con las competencias transversales y la empleabilidad.

Programas públicos de empleo y formación:

  • Escuelas Taller y Casas de Oficios
  • Talleres de Empleo
Personas desempleadas entre 16 y 25 años (Escuelas Taller y Casas de Oficios) o de 25 o más años (Talleres de Empleo).
Programa PREPARA

Personas desempleadas que han agotado su prestación por desempleo y no perciben ningún otro subsidio.

1Acciones formativas subvencionadas por las Administraciones laborales y adaptadas a las necesidades de las empresas. Las empresas que se benefician de este tipo de acciones formativas adquieren el compromiso de contratar al menos al 60% del alumnado formado.

Fuente: Elaborado por Eurydice España-REDIE (CNIIE, MECD).

Características generales de la Formación Profesional para el Empleo

  • Destinatarios: La Formación Profesional para el Empleo está dirigida a los trabajadores ocupados y desempleados. Tienen prioridad las personas con mayores dificultades de inserción o de mantenimiento en el empleo, como los desempleados de larga duración, las mujeres, los mayores de 45 años, los trabajadores con baja cualificación, los inmigrantes y las personas con discapacidad, entre otros.
  • Organización: Las acciones formativas se estructuran en varios módulos formativos con objetivos, contenidos y duración propios. En la formación no vinculada a la obtención de los Certificados de Profesionalidad, cada acción o módulo formativo tiene una duración adecuada a su finalidad, el colectivo destinatario, la modalidad de impartición de la formación, el número de alumnos y otros criterios objetivos, sin que pueda ser inferior a seis horas lectivas. En la formación de carácter transversal en áreas que se consideren prioritarias por la Administración laboral competente, la duración puede ser inferior a ese límite. En total, la participación de un trabajador en acciones formativas no puede ser superior a ocho horas diarias. Para los alumnos participantes en una Escuela Taller, Casa de Oficios o Taller de Empleo que no han alcanzado los objetivos de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) se organizan programas específicos con el fin de proporcionarles una formación básica y profesional que les permita incorporarse a la vida activa o proseguir sus estudios en las distintas enseñanzas.
  • Metodología: La formación puede impartirse de forma presencial, a distancia, mediante teleformación o de forma mixta. La formación presencial se organiza en grupos de 25 participantes como máximo. En la formación a distancia convencional o de teleformación hay, como mínimo, un tutor por cada 80 participantes. Las Administraciones laborales pueden establecer, en sus respectivos ámbitos de gestión, un número de participantes menor.
  • Evaluación: Se realiza de forma sistemática y continua por módulos y, en su caso, por unidades formativas, con objeto de comprobar los resultados del aprendizaje y la adquisición de las competencias profesionales. La realizan los formadores tomando como referencia las capacidades y criterios de evaluación establecidos para cada uno de los módulos formativos. Los formadores elaboran un acta de evaluación en la que recogen los resultados obtenidos por el alumno, indicando si ha adquirido o no las capacidades de los módulos formativos y, por tanto, la competencia profesional de las unidades de competencia a las que están asociados.
  • Certificación: 
  1. Acreditación de las unidades de competencia: El alumno debe ser evaluado como apto en los módulos formativos asociados a cada una de las unidades de competencia.
  2. Certificados de Profesionalidad: Se expiden cuando se superan los módulos formativos correspondientes a la totalidad de las unidades de competencia en que se estructura. Con carácter excepcional, y cuando el perfil profesional así lo requiere, el Certificado de Profesionalidad puede recoger menos unidades de las definidas en la cualificación profesional de referencia del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales. En todo caso, la unidad de competencia constituye la unidad mínima acreditable para obtener un Certificado de Profesionalidad.
  3. Formación no vinculada a la oferta formativa de los Certificados de Profesionalidad: A cada participante que finalice la acción formativa se le entrega un certificado de asistencia a la misma y, a los que obtengan una evaluación positiva, un diploma acreditativo. Las competencias adquiridas a través de esta formación pueden ser reconocidas mediante las acreditaciones totales o parciales de los Certificados de Profesionalidad, según el procedimiento y los requisitos para la evaluación y acreditación de las competencias adquiridas a través de la experiencia laboral y de aprendizajes no formales.

El SEPE y los servicios públicos de empleo autonómicos son los encargados de expedir los Certificados de Profesionalidad y las acreditaciones parciales. Los Certificados de Profesionalidad emitidos por dichos organismos tienen carácter oficial y validez en todo el territorio nacional.

Oferta formativa de las Universidades Populares

La oferta de educación popular en España se realiza a través de las Universidades Populares. Estas instituciones constituyen proyectos de educación de personas adultas y desarrollo cultural cuyo objetivo es promover la participación social, la educación, la formación y la cultura para mejorar la calidad de vida de las personas y de la comunidad.

Las Universidades Populares tienen su origen a principios del siglo XX, aunque la actual configuración de estas instituciones surgió en la década de 1980. En 1982 se constituyó la Federación Española de Universidades Populares (FEUP), que aglutina a la mayoría de instituciones de este tipo.

Objetivos de las Universidades Populares

A falta de una regulación propia del funcionamiento de las Universidades Populares, la FEUP establece para ellas una serie de objetivos:

  • Sensibilizar, motivar y facilitar el acceso de todos los ciudadanos que lo deseen a los bienes y servicios educativos, formativos y culturales.
  • Potenciar el desarrollo personal y colectivo de las personas participantes, favoreciendo el desarrollo de capacidades básicas, la adquisición y actualización de conocimientos, la expresión creativa, la convivencia y la tolerancia.
  • Favorecer el desarrollo integral de las personas incorporando en los procesos de formación y sensibilización temas transversales que inciden significativamente en el desarrollo de las personas y las comunidades, como son la perspectiva de género, educación para la paz, la salud y el medio ambiente, etc.
  • Fomentar la participación social, cultural, política y económica para la vertebración social.
  • Desarrollar procesos de formación para el empleo que faciliten la incorporación al mercado laboral, así como la adaptación a las transformaciones tecnológicas, productivas y organizativas.
  • Impulsar las producciones culturales propias de las personas y grupos de la Universidad Popular, y su difusión como elemento fundamental del desarrollo cultural de la localidad.
  • Promover la integración social a través de la educación y formación realizando programas específicos con los grupos más desfavorecidos, para facilitar el acceso a los bienes sociales y culturales en condiciones de igualdad.
  • Facilitar el acceso y utilización de las tecnologías de la información y la comunicación para un mejor desenvolvimiento en el entorno, evitando los peligros de la exclusión.

Ámbito de actuación y financiación

El ámbito de acción de las Universidades Populares son los municipios, y su gestión puede depender de diversos agentes: ayuntamientos, corporaciones municipales, patronatos, etc.

Su financiación proviene fundamentalmente de los ayuntamientos, aunque pueden recibir financiación de otras fuentes públicas o privadas, y también recaudan fondos procedentes de las inscripciones de los participantes.

Oferta formativa y destinatarios

La oferta de las Universidades Populares va dirigida a la población adulta en general, aunque intentan adecuarla a algunos colectivos en desventaja social, como mujeres, jóvenes, personas mayores, inmigrantes o personas que han de adaptarse al mercado laboral.

Si bien es muy diversa y varía de una institución a otra, la oferta de estas instituciones puede resumirse en cuatro grandes categorías:

  • Oferta educativa: Se trata de cursos relacionados con las enseñanzas del Sistema Educativo, y pueden abarcar desde actividades de mejora de las habilidades lectoescritoras hasta cursos de preparación para la Educación Secundaria Obligatoria o el Bachillerato y para las Pruebas de Acceso a la Universidad para mayores de 25 y 45 años. Información detallada sobre estas pruebas de acceso a la universidad se puede consultar en el apartado Prueba de acceso a la universidad (PAU), y sobre su reforma en el apartado Reforma de los procedimientos de admisión a las enseñanzas universitarias oficiales de Grado para mayores de 25 y 45 años.
  • Oferta formativa: Esta área integra un amplio conjunto de programas dedicados a la formación integral de las personas. Pueden tratarse de programas de formación específica, relacionados con conocimientos prácticos para la vida personal o social, como la informática, la contabilidad, los idiomas, etc., o de programas de formación general para el desarrollo de las capacidades personales y sociales, como la formación musical, cursos de filosofía, historia o arte, talleres de fotografía, etc.
  • Oferta de formación para el empleo: Formación integral enfocada tanto al desarrollo personal y social como a la capacitación para el ejercicio de una profesión. Se compone de actividades de capacitación profesional y ocupacional, actividades para el desarrollo de capacidades personales y sociales básicas, y formación en técnicas de acceso al empleo.
  • Oferta cultural: Dentro de esta oferta se encuentran actividades como talleres de ocio y tiempo libre, actividades creativas y de difusión cultural, actividades relacionadas con tradiciones locales, etc.

Debido a su carácter no formal, las Universidades Populares no expiden certificados cuando el alumnado finaliza las actividades formativas.

Otros tipos de formación para personas adultas financiados con fondos públicos

En este apartado se describen las acciones formativas incluidas dentro del programa de Formación Profesional para el Empleo que van dirigidas prioritariamente a trabajadores ocupados.

Esta oferta formativa está organizada por las Administraciones laborales y se divide en tres tipos de formación: de demanda, de oferta y dirigida al personal de las Administraciones Públicas.

Formación de demanda: Responde a las necesidades específicas de formación formuladas por las empresas o sus trabajadores, y se compone de dos tipos de acciones:

  1. Acciones de formación en las empresas: Son acciones de formación programadas y ejecutadas por las empresas para sus trabajadores.
  2. Permisos individuales de formación: Los trabajadores pueden solicitar una autorización para realizar acciones formativas que estén reconocidas mediante una acreditación oficial.

Aunque los destinatarios principales de esta oferta son los empleados de la empresa organizadora, las personas en situación de desempleo pueden participar en ella en caso de que tengan condición de trabajadores fijos-discontinuos y se encuentren en periodo de no ocupación, que accedan a la situación de desempleo durante la actividad formativa, o que se hayan visto afectados por medidas temporales de suspensión de contrato.

Formación de oferta: Son planes o programas de formación dirigidos a ocupados, a personas con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción laboral, a personas en situación de privación de libertad, a ciertos colectivos militares que mantienen una relación laboral temporal con las Fuerzas Armadas y a desempleados y trabajadores inmigrantes.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social realiza una planificación plurianual de esta oferta formativa teniendo en cuenta las propuestas de las Comunidades Autónomas y, a partir de esta planificación, las Administraciones laborales realizan la oferta formativa en su ámbito de gestión mediante la convocatoria de ayudas y subvenciones destinadas a diferentes entidades encargadas de impartir la formación a los colectivos destinatarios (organizaciones sindicales y empresariales, empresas, etc.).

La oferta formativa para trabajadores ocupados tiene por objeto ofrecerles una formación que atienda a los requerimientos de productividad y competitividad de las empresas, a las necesidades de adaptación a los cambios en el sistema productivo, y a las posibilidades de promoción profesional y desarrollo personal de los trabajadores, de forma que les capacite para el desempeño cualificado de distintas profesiones y les permita mejorar su empleabilidad.

Existen dos tipos de planes de formación dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados:

  • Los planes intersectoriales enfocados al aprendizaje de competencias trasnvsersales de varios sectores de la actividad económica, o al aprendizaje de competencias específicas de un sector.
  • Los planes sectoriales están dirigidos a la formación de trabajadores de un sector productivo concreto

Acciones de formación dirigidas al personal de las Administraciones Públicas: Están gestionadas por el Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP) y versan sobre las competencias directivas, competencias en gestión pública, tecnologías de la información y la comunicación e idiomas y lenguas cooficiales, entre otras.