This page was last modified on 24 April 2015, at 16:09.

España:Orientación y Asesoramiento en la Educación de Personas Adultas

De Eurydice

Saltar a: navegación, buscar

Orientación académica

Al acceder a la Educación de Personas Adultas se efectúa una valoración inicial del alumnado que versa sobre sus conocimientos previos y sus expectativas e intereses, con el fin de recomendar el itinerario formativo más adecuado. Los responsables de orientación de cada centro educativo determinan el procedimiento para evaluar los aprendizajes adquiridos en procesos de enseñanza formales, no formales o a través de la experiencia, ya que la Ley Orgánica de Educación (LOE), de 2006, establece que las personas adultas pueden realizar sus aprendizajes mediante actividades de enseñanza reglada o no reglada, a través de la experiencia laboral o en actividades sociales. Por este motivo se han establecido conexiones entre ambas vías formativas y adoptado medidas para la validación de los aprendizajes así adquiridos. Tras la valoración inicial y asignación de nivel educativo, la tutoría y la orientación reciben una especial atención en estas enseñanzas, dirigidas al desarrollo integral y equilibrado de todas las capacidades del individuo, así como a su orientación personal, académica y profesional.

La orientación académica en la educación básica (enseñanzas iniciales y educación secundaria para personas adultas) y en el Bachillerato de personas adultas forma parte de los procesos de enseñanza. Cada grupo cuenta con un profesor tutor y existen servicios especializados de orientación.

Asesoramiento psicológico

El asesoramiento psicológico del alumnado es responsabilidad del tutor que, como referente primero del alumno, es quien vela por el desarrollo armónico y adecuado en todas las áreas, incluidas la emocional y social. Así, el tutor mantiene las reuniones individuales que considere necesarias con el alumnado.

Para realizar este asesoramiento el tutor cuenta con el apoyo de la estructura de orientación correspondiente, que además puede iniciar sesiones individuales o realizar una valoración más exhaustiva. Cabe destacar que ninguno de estos profesionales hace una intervención terapéutica propiamente dicha. Cuando se detecta la necesidad de una intervención de este tipo se deriva a servicios externos, relacionados en general con el ámbito de la salud mental.

Orientación profesional

La orientación profesional para personas adultas se presta a través de diferentes organismos e instituciones, tanto en el ámbito privado como público. Hay que tener en cuenta que, a escala local o autonómica, cada Administración desarrolla su propia estructura de orientación.

En este ámbito se desarrollan actuaciones encaminadas a ofrecer información vinculada con la relación formación-empleo en las diferentes enseñanzas de la que se pueden beneficiar las personas adultas:

  • Orientación en las enseñanzas de Formación Profesional de personas adultas del Sistema Educativo:

Tanto los ciclos formativos de grado medio como los de grado superior incluyen entre sus contenidos uno o varios módulos profesionales relacionados con la orientación, las relaciones laborales y el desarrollo del espíritu emprendedor, sin perjuicio de que esta temática sea además tratada de modo transversal. Dicha formación va dirigida a conocer las oportunidades de aprendizaje, las oportunidades de empleo, la creación y gestión de empresas y el autoempleo, la organización del trabajo y las relaciones en la empresa, la legislación laboral básica, la relativa a la igualdad de oportunidades y no discriminación de las personas con discapacidad, así como los derechos y deberes que se derivan de las relaciones laborales, para facilitar el acceso al empleo o la reinserción laboral. Los contenidos de los módulos están enfocados a las características propias de cada familia profesional o del sector productivo.

Asimismo, los adultos que estudian Formación Profesional deben realizar también el módulo profesional de Formación en Centros de Trabajo (FCT), un bloque de formación específica cuyos contenidos están organizados alrededor de actividades productivas propias del perfil profesional. La característica más relevante de esta formación es que se desarrolla en un ámbito productivo real donde los alumnos observan y desempeñan las actividades y funciones propias de los distintos puestos de trabajo correspondientes a una profesión, conocen la organización de los procesos productivos o de servicios y de las relaciones laborales, siempre orientados y asesorados por los tutores del centro educativo y del centro de trabajo.

  • Relación formación-empleo en las escuelas taller, casas de oficios y talleres de empleo de la Administración Laboral:

El alumnado participante en escuelas taller, casas de oficios y talleres de empleo adquiere destrezas y conocimientos relacionados con una ocupación que les capacita para acceder a un puesto de trabajo en la ocupación principal aprendida o en otras ocupaciones pertenecientes a la misma familia profesional. Información detallada de la formación que se imparte en estos centros se puede consultar en el capítulo Educación y Formación de Personas Adultas.

Además, reciben durante todo el proceso formativo orientación, asesoramiento, información profesional y formación empresarial, para lo cual dichos programas cuentan con el personal y los métodos adecuados.

  • Relación formación-empleo en la Formación Profesional para el empleo de la Administración Laboral:

Con el objetivo de impulsar y extender entre las empresas y los trabajadores ocupados y desempleados una formación que responda a sus necesidades y contribuya al desarrollo de una economía basada en el conocimiento, en la Formación Profesional para el empleo se han establecido una serie de actuaciones al respecto. Además, se ha creado un Sistema integrado de información y orientación profesional para el asesoramiento a los trabajadores desempleados y ocupados, en relación con las oportunidades de formación y empleo y de reconocimiento y acreditación de su cualificación. Dicho sistema está al servicio de la definición y ejecución de itinerarios profesionales individuales para la mejora de la empleabilidad de los trabajadores, así como del desarrollo del espíritu emprendedor y del apoyo a iniciativas empresariales y de autoempleo.

La evaluación y acreditación de las competencias porfesionales facilita a las personas adultas el Aprendizaje a lo largo de la vida, la inserción e integración laboral, y su progresión personal y profesional. Las Administraciones educativas y laborales garantizan un servicio abierto y permanente de información y orientación sobre el procedimiento y las acreditaciones oficiales que pueden obtener. Durante este proceso, el asesoramiento es obligatorio y tiene carácter individualizado o colectivo, en función de las características de la convocatoria y de las necesidades de las personas que presenten su candidatura.

Información detallada sobre el procedimiento de reconocimiento de las competencias profesionales se puede consultar en el artículo Educación y Formación de Personas Adultas.

  • Relación formación-empleo en las enseñanzas universitarias:

Información detallada sobre la relación formación-empleo en las enseñanzas universitarias se puede consultar en el artículo Orientación y Asesoramiento en la Educación superior.